Oxford detiene los ensayos con AstraZeneca en niños y adolescentes a la espera de datos sobre su seguridad. El estudio, que se inició a mediados de febrero, tiene el objetivo de testar la vacuna en unos 200 niños y adolescentes de entre seis y 17 años.

Aunque, según aseguran, hasta ahora no han detectado ningún problema significante en las pruebas, prefieren detener el estudio hasta que haya más información acerca de la posible relación entre la vacuna y los efectos de coágulos. 

Por su parte, la EMA ya ha anunciado que comparecerá “a última hora del miércoles” para emitir una opinión al respecto, aunque adelanta que todavía no saben las causas de esas reacciones.

Por Abián

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies