Dinamarca podría limitar el número de residentes ‘no occidentales’ en los vecindarios al 30% en los próximos 10 años para ‘reducir el riesgo de sociedades paralelas religiosas y culturales’.

Según el ministro del Interior, Kaare Dybvad, demasiados extranjeros no occidentales en un área “aumenta el riesgo de que surjan sociedades paralelas religiosas y culturales”, dijo en un comunicado.

Estas ‘sociedades paralelas’ llevan años en Francia, donde el propio Macron lanzó una ofensiva contra el separatismo islámico, y en donde multitud de pueblos y ciudades son ya de mayoría musulmana y chocan contra la propia cultura del país pretendiendo imponer sus leyes.

Tambien te puede interesar

Por Abián

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies