Golpe de Estado en Birmania con la detención de Aung San Suu Kyi y parte del Gobierno.

Durante el fin de semana ya se oía el «ruido de sables», que ha estallado con la detención de la premio Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, quien dirige el Gobierno desde 2015, y otros líderes políticos. En su propia televisión, el Ejército ha declarado el estado de emergencia.

Justificando el alzamiento por el «fraude electoral» que denuncian, han tomado los poderes legislativo, ejecutivo y judicial, que han traspasado a su comandante en jefe, Min Aung Hlaing, al menos durante un año. El partido de Suu Kyi pide a los birmanos que no acepten el golpe y protesten.

Por Abián

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies