El Aneto, el Posets, los Quebrantahuesos…en los Pirineos hay muchos reyes. Incluso algunos picos donde se juntaban los de Navarra, Aragon y Francia, (misa de los tres reyes): Pero también hay muchas reinas como la flor de Edelweiss, una de las joyas naturales más valiosa de los Pirineos.

Un auténtico emblema que no esta exento de cierto halo de misticismo, que la hace todavía más atractiva….

LA LEYENDA DE EDELWEISS “Preludio: Flor de Edelweiss”:

Cuenta una leyenda que una noche, una estrella le confesó a la Luna que sentía envidia de todo aquello que vivía en la Tierra y que deseaba abandonar el firmamento para convertirse en Flor. En consecuencia la Luna despechada y enfadada decidió vengarse enviándola a una de las montañas más altas de la tierra. Allí, la afortunada estrella, bañada por el manto blanco de la nieve se transformó en una de las flores más bellas, de pétalos de color Luna.

EDELWEISS UNA DE LAS REINAS DE LOS PIRINEOS:

El Aneto, el Posets, los Quebrantahuesos...en los Pirineos hay muchos reyes. Incluso algunos picos donde se juntaban los de Navarra,  Aragon y Francia, (misa de los tres reyes): Pero también  hay muchas reinas como la flor de Edelweiss, una de las joyas naturales más valiosa de los Pirineos. Un auténtico  emblema que no esta exento de cierto halo de misticismo, que la hace todavía más atractiva....

LA LEYENDA DE EDELWEISS 

"Preludio: Flor de Edelweiss":
 Cuenta una leyenda que una noche, una estrella le confesó  a la Luna que sentía envidia de todo aquello  que vivía en la Tierra y que deseaba abandonar el firmamento para convertirse en Flor. En consecuencia la Luna despechada y enfadada decidió  vengarse enviándola  a una de las montañas más altas de la tierra. 
Allí,  la afortunada estrella, bañada por el manto blanco de la nieve se transformó en una de las flores más bellas, de pétalos  de color Luna. Lo que no sabía es que finalmente  estaría siembre sola, casi imperceptible para la gente en lo más alto de las montañas. 
Esta bella flor la podemos encontrar en las altas montañas  de los Pirineos, como en el Valle de Aran o el Vall de Boi, siempre  sola.

LEYENDA DE EDELWEISS:

 Cuentan que un joven apuesto, se hallaba enamorado de una mujer, de una belleza comparable al de la pureza de la nieve que cubre  las altas montañas,  de cabellos blancos, ojos grises, rasgos finos y suaves, una albina extremadamente hermosa de nombre Edelweiss.
 Un día el apuesto joven la cogió de las manos y tituveando se declaró:
- No podía demorar más tiempo amada mia, en confesarte lo que por ti siento. Sufro día y noche de dolor por dentro, cada instante que cierro los ojos, que ni una tempestad podría llevarse un solo ápice  de mi afecto. Ni siquiera toda la nieve de las altas montañas sería capaz de apagar el fuego que hace latir mi corazón. Vengo a deciros mi bella Edelweiss, que os amo con todo mi ser. Sorprendida pero halagada, aparto sus manos, recorrió  su rostro silenciosamente,  y con una tierna  sonrisa le habló:
- Amado  mio, abrumada me hallo ante tus hermosas palabras con el dulce mensaje con el que las proclamas. Pero, no te parece que una declaración de amor debe de ir acompañada de una gran hazaña?. Abrió los ojos aturdido, y con firmeza volvió a apresarla entre sus manos, mientras dijo convencido.
- Hermosa Edelweiss, ¿que es lo que queréis? Porque  os aseguro que conseguiré todo aquello que deseéis, si así consigo demostraros el amor que os profeso 
- Enamorado mio os tomo la palabra. Este es el momento de que huyáis, porque  el reto que os vengo a proponer no esta al alcance de miedosos ni cobardes. "Cuenta una leyenda que una estrella a la tierra llegó, convirtiéndose en la más bella flor que habita donde el hielo y las nieves esculpen las altas montañas. Si es verdad que por mi mueras, allá a buscar es flor  fueras, y ya te aviso, que si no la consiguieras, tampoco  mi amor obtuvieras. 
El joven  palideció ante tal afrenta, sus mejillas se encendieron y apretando los puños juro:
- por tu amor Edelweiss, que yo traeré esa flor,  y se marchó  con un firme caminar.
Flor Símbolo del Amor:
 Dicen que  pasaron muchos días y que el apuesto joven  nunca regreso. También dicen que aunque  ella reía todas las mañanas,  cuando  las estrellas cubrían el firmamento, cuando  nadie la veía lloraba y rogaba que él  volviera.
Acabó  perdiendo el juicio, sin salir de casa, sollozaba amargamente todas las noches, mientras contemplaba las altas montañas.
 Su pena acabó una de esas frías y largas noches de invierno, en la que según cuentan,  generación tras generación los vecinos del lugar a las montañas  salió, totalmente  desnudez a buscarle, gritando su nombre hasta desgarrar la voz, y nunca más se volvió  a ver.

LEONTOPODIUN ALPINUM:
 Conocida como flor Edelweiss,  su nombre Leontopodiun Alpinum viene del griego y significa "Pie de León de los Alpes". Su hábitat se extiende desde nuestros Pirineos hasta los Carpatos. 
Esta flor nos engaña ya que la vemos como una sola flor, cuando en realidad es un grupo de diminutas flores que han evolucionado y crecen agrupadas para sobrevivir. Vive a partir de los 1500 más entre el hielo y la nieve,  y muy difícil de encontrar. 
 Desde entonces  en su honor,  la flor de las Nieves se llama Edelweiss y es símbolo  del amor verdadero y eterno,  como el de los dos jóvenes de la keyenda, que murieron arropados por la nieve.
 Donde encontrar la flor del Pirineo?:
 Esta flor es una de las más buscadas de los Pirineos en su época  de floración, que tiene lugar entre los meses de Julio y Septiembre. 
 Se trata de un ejemplar en peligro  de extinción,  así que debe disfrutarse en su estado salvaje, sin arrancarla ni causarle daño alguno. Si la quieres  encontrar tendras que dar un paseo, hasta al menos los 1000 mts de altitud  en zonas como Monte Perdido, el Valle de Pineta o el Cañón de Añisclo.
  Debido a sus pétalos carnosos recubiertos por una especie de pelusa blanca, también  se la conoce como "Flor de la Nieve ", o la planta de las nieves, pero el Edelweiss  se deja ver en pequeños grupos justo  cuando menos nieve puedes encontrar en el Pirineo. No te dejes llevar por su imagen  de fragilidad,  se trata de una planta muy resistente al frío extremo y además tiene  propiedades  naturales muy interesantes.

 Una planta por la que merece el viaje:
Junto a otras flores tan carismáticas como los Tulipanes y las Camelias, la flor del Pirineo bien merece que te calces las botas de trekking por ella.
En el país helvético también  es posible encontrarla y hay rutas específicas creadas para poder visitarlas cuando florecen.
 En los Pirineos  Oscenses no existen  tales rutas, por eso no es óbice  para que puedas deslumbrarte con ellas. No solo de las impresionantes estampas que la acogen, sino también  del misterio que la rodea a la flir de Edelweiss. Ha sido su belleza y la fortaleza extrema que la caracteriza, dos de las razones que han alimentado la leyenda que sobre ella se cuenta. Dicen que en siglos pasados los hombres enamorados subian las montañas para conseguir  una flor que entregar a sus amadas. Harta de las manos del hombre la flor ascendia cada vez más,  para evitar que la cogieran......

Lo que no sabía es que finalmente estaría siembre sola, casi imperceptible para la gente en lo más alto de las montañas. Esta bella flor la “podemos encontrar en las altas montañas de los Pirineos, como en el Valle de Aran o el Vall de Boi, siempre sola.

LEYENDA DE EDELWEISS

Cuentan que un joven apuesto, se hallaba enamorado de una mujer, de una belleza comparable al de la pureza de la nieve que cubre las altas montañas, de cabellos blancos, ojos grises, rasgos finos y suaves, una albina extremadamente hermosa de nombre Edelweiss. Un día el apuesto joven la cogió de las manos y tituveando se declaró:-

No podía demorar más tiempo amada mia, en confesarte lo que por ti siento. Sufro día y noche de dolor por dentro, cada instante que cierro los ojos, que ni una tempestad podría llevarse un solo ápice de mi afecto. Ni siquiera toda la nieve de las altas montañas sería capaz de apagar el fuego que hace latir mi corazón. Vengo a deciros mi bella Edelweiss, que os amo con todo mi ser.

Sorprendida pero halagada, aparto sus manos, recorrió su rostro silenciosamente, y con una tierna sonrisa le habló:- Amado mio, abrumada me hallo ante tus hermosas palabras con el dulce mensaje con el que las proclamas. Pero, no te parece que una declaración de amor debe de ir acompañada de una gran hazaña?. Abrió los ojos aturdido, y con firmeza volvió a apresarla entre sus manos, mientras dijo convencido.-

Hermosa Edelweiss, ¿que es lo que queréis? Porque os aseguro que conseguiré todo aquello que deseéis, si así consigo demostraros el amor que os profeso – Enamorado mio os tomo la palabra. Este es el momento de que huyáis, porque el reto que os vengo a proponer no esta al alcance de miedosos ni cobardes. “Cuenta una leyenda que una estrella a la tierra llegó, convirtiéndose en la más bella flor que habita donde el hielo y las nieves esculpen las altas montañas. Si es verdad que por mi mueras, allá a buscar es flor fueras, y ya te aviso, que si no la consiguieras, tampoco mi amor obtuvieras. El joven palideció ante tal afrenta, sus mejillas se encendieron y apretando los puños juro:- por tu amor Edelweiss, que yo traeré esa flor, y se marchó con un firme caminar.Flor Símbolo del Amor: Dicen que pasaron muchos días y que el apuesto joven nunca regreso.

También dicen que aunque ella reía todas las mañanas, cuando las estrellas cubrían el firmamento, cuando nadie la veía lloraba y rogaba que él volviera.Acabó perdiendo el juicio, sin salir de casa, sollozaba amargamente todas las noches, mientras contemplaba las altas montañas. Su pena acabó una de esas frías y largas noches de invierno, en la que según cuentan, generación tras generación los vecinos del lugar a las montañas salió, totalmente desnudez a buscarle, gritando su nombre hasta desgarrar la voz, y nunca más se volvió a ver.LEONTOPODIUN ALPINUM: Conocida como flor Edelweiss, su nombre Leontopodiun Alpinum viene del griego y significa “Pie de León de los Alpes”. Su hábitat se extiende desde nuestros Pirineos hasta los Carpatos. Esta flor nos engaña ya que la vemos como una sola flor, cuando en realidad es un grupo de diminutas flores que han evolucionado y crecen agrupadas para sobrevivir.

Vive a partir de los 1500 más entre el hielo y la nieve, y muy difícil de encontrar. Desde entonces en su honor, la flor de las Nieves se llama Edelweiss y es símbolo del amor verdadero y eterno, como el de los dos jóvenes de la keyenda, que murieron arropados por la nieve. Donde encontrar la flor del Pirineo?: Esta flor es una de las más buscadas de los Pirineos en su época de floración, que tiene lugar entre los meses de Julio y Septiembre. Se trata de un ejemplar en peligro de extinción, así que debe disfrutarse en su estado salvaje, sin arrancarla ni causarle daño alguno.

Si la quieres encontrar tendras que dar un paseo, hasta al menos los 1000 mts de altitud en zonas como Monte Perdido, el Valle de Pineta o el Cañón de Añisclo. Debido a sus pétalos carnosos recubiertos por una especie de pelusa blanca, también se la conoce como “Flor de la Nieve “, o la planta de las nieves, pero el Edelweiss se deja ver en pequeños grupos justo cuando menos nieve puedes encontrar en el Pirineo. No te dejes llevar por su imagen de fragilidad, se trata de una planta muy resistente al frío extremo y además tiene propiedades naturales muy interesantes. Una planta por la que merece el viaje:Junto a otras flores tan carismáticas como los Tulipanes y las Camelias, la flor del Pirineo bien merece que te calces las botas de trekking por ella.

En el país helvético también es posible encontrarla y hay rutas específicas creadas para poder visitarlas cuando florecen. En los Pirineos Oscenses no existen tales rutas, por eso no es óbice para que puedas deslumbrarte con ellas. No solo de las impresionantes estampas que la acogen, sino también del misterio que la rodea a la flir de Edelweiss. Ha sido su belleza y la fortaleza extrema que la caracteriza, dos de las razones que han alimentado la leyenda que sobre ella se cuenta. Dicen que en siglos pasados los hombres enamorados subian las montañas para conseguir una flor que entregar a sus amadas. Harta de las manos del hombre la flor ascendia cada vez más, para evitar que la cogieran……

Por Edelweiss

Edelweiss te cuenta las crónicas de sociedad y sus diferentes movimientos y comportamiento social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies