El Gobierno reconoce que vetó la presencia del Rey en Barcelona para no molestar al independentismo.El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha asegurado este lunes que la decisión de que el rey Felipe VI no fuese a Barcelona se debió para facilitar o no empeorar la “convivencia” con el independentismo.

Además, ha insistido en que la decisión no sólo se basó en razones de seguridad, como se indicó en el primer momento. “No sólo era la seguridad del monarca, también la inminencia de la sentencia de Torra.

Por Abián

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies