El ministro de Sanidad, Salvador Illa, compareció hoy de nuevo, de manera extraordinaria, para advertir que «la inacción» del Gobierno regional pone en riesgo la salud de los madrileños y la de los habitantes de las comunidades limítrofes. «Hay que escuchar a la ciencia y dejar la política en segundo plano», proclamó la máxima autoridad sanitaria de España.La situación es gravísima porque Madrid se enfrenta a una batalla política cruenta con la atención primaria y los hospitales saturados por la evolución de la pandemia. Y vienen «semanas malas», en lo que coinciden tanto el Gobierno regional como el Palacio de la Moncloa.

Cuando se hizo pública la fecha de la reunión del pasado lunes, entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso.

El PP sabe que Moncloa les ganó el juego político del «pacto de las banderas». El Gobierno apunta al decreto de nueva normalidad para tomar el control

En Madrid se está resolviendo un duro pulso político
En Madrid se está resolviendo un duro pulso político

En Madrid se está resolviendo un duro pulso político, con posibles efectos sobre la salud pública. Al menos, ésta es la sensación que alimentan desde el pasado viernes el Ministerio de Sanidad y el Gobierno de la Comunidad de Madrid. De la desafección hacia la gestión sanitaria al miedo por la gestión sanitaria: esto es lo que está consiguiendo la irresponsable batalla política que se ha impuesto sobre todo lo demás.

Por Abián

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies