Ancianos abandonados

Es una consecuencia inesperada del coronavirus: muchas personas mayores, que sufren de soledad, piensan en desheredar a sus hijos, por falta de noticias y despreocupación de ellos.

Para los ancianos, el Covid-19 tiene consecuencias dramáticas. Son los más afectados por la epidemia, pero también están muy aislados. Debido a la epidemia, los niños visitan menos sus hogares o residencias, y algunos se sienten abandonados.

Un sentimiento que algunos Mayores no soportan. “Nuestros hijos nos han abandonado en medio de la pandemia de Covid-19”, se lamentan algunos de ellos. En consecuencia, como informa L’Express , las organizaciones de pensiones han estado recibiendo llamadas de un nuevo tipo durante varias semanas: los ancianos quieren desheredar a sus hijos.

Muchos ancianos quieren desheredar a sus hijos por abandono
Muchos ancianos quieren desheredar a sus hijos por abandono

En Madrid, la Unión Democrática de Jubilados recibe al menos cinco llamadas de este tipo al día. En otra organización, las solicitudes se triplicaron entre marzo y julio, en comparación con el mismo período en 2019.

La segunda ola que asola España , podría aumentar este sentimiento de abandono, tan fuerte durante el período de confinamiento entre marzo y julio. El confinamiento en España ha sido uno de los más estrictos del mundo, especialmente para las personas mayores. Los mayores de 70 años solo podían salir tres horas al día y algunos tenían que esperar varios meses antes de ver a sus familiares. Es muy injusto el abandono que sufren muchos anciano, sin tener nada que ver con el covid, personas que necesitan tanto cariño y compañía como un bebé. Se considera una irresponsabilidad y falta de ética y moral para dejar a un padre olvidado en una residencia. El covid sólo ha demostrado lo que ya se sabía, pero nadie protestaba. Cuando se están manifestando por salvar a un gay en África, por un hombre de color de EEUU, y tantas protestas… sin pensar en los ancianos.

Se habla más del abandono de animales que de personas
Se habla más del abandono de animales que de personas

Di mi vida por pensar
Que veríais algo distinto
Guerras y hambre tuve que aguantar
Pero ya no soy el mismo. Mi mente guarda lucidez
Mi cuerpo va languideciendo
Sé que en el fondo lo deseáis
Pero no me estoy muriendo. Siempre en el mismo sitio, en otra sociedad
Ahogando en los recuerdos mi desolación
Lágrimas en los ojos cada atardecer. Mientras tanto tu conciencia
Se tranquiliza al saber
Que estoy vivo, atendido
Sin problemas que resolver. Tu existencia es
Siempre algo que hacer
Sin la carga de un vegetal
Y una vez al mes
Vienes a charlar
Cosas vacías para envidiar….

Extraído de una canción del grupo Reincidentes: Cartas desde el asilo

Sin embargo, para desheredar a su hijo, un padre debe acreditar el maltrato psicológico sufrido, o bien el abandono. Existen antecedentes que ya se sancionó el abandono de los padres.

Por Abián

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies